Recomendaciones para que los niños puedan entender sobre finanzas

Jamás es tarde para inculcar un buen hábito, de hecho los pequeños aprenden del ejemplo de los padres.

Si hay algo que genera preocupación y agobio en los adultos, son las finanzas personales, por tendencia son quienes están en la constante búsqueda de estrategias para cumplir con sus responsabilidades y sortear las dificultades frecuentes les dejan los malos manejos.

¡Aunque no se crea!

Por tal motivo y contrario a lo que la gran mayoría suele pensar, se aconseja que los buenos hábitos financieros empiecen a fomentarse desde temprana edad. De esta manera, los niños se irán acostumbrando a manejar su dinero de forma adecuada para que en los años posteriores, tengan mayor probabilidad de mantener una buena relación con su billetera.

No obstante, son pocos los que se plantean la posibilidad de en algún momento hablarles a sus hijos acerca de las finanzas personales. Es por ello que Visa proporciona ciertas sugerencias sobre las acciones que podrían ser útiles para los padres a la hora de enseñarles a sus hijos a cultivar sanos hábitos en sus finanzas:

  • Primeramente, se recomienda enseñarles la diferencia entre necesidades y deseos, de forma tal que se puedan establecer los límites entre aquellas cosas que en realidad se necesitan y las que se quieren comprar.
  • Es importante que conozcan el valor y el precio de las cosas, en tareas tan simples como cuando se va al supermercado, ya que es el momento oportuno para hacerles  ejercicios de compras, que incluyan comparar precios y márgenes de ahorro al comprar un producto u otro.
  • La firma también hace referencia a que si se acostumbra a darles a los hijos una determinada cantidad de dinero semanal, es imprescindible compartir con ellos ciertas ideas para que aprendan a ahorrarlo y administrarlo. Esto sin duda, puede ayudarlos a entender mejor su valor y ser financieramente más responsables.

Otra de las cosas que se pueden hacer con los hijos, para lograr inculcarles los temas financieros, es que en caso de que se les solicite su ayuda en cualquier actividad en el hogar, se les remunere por ellos; cabe acotar que se debe procurar no darles demasiado, para evitar convertir sus obligaciones domésticas en un negocio.

Lo que se debe evitar

En este sentido Visa recomienda que se trate de evitar la costumbre de darles constantes “préstamos”, pues con esto se reforzará la creencia de que los padres tienen acceso a cantidades ilimitadas de dinero, lo cual a la larga no resulta nada positivo.

De igual manera, si se les da dinero para comprar dulces o desayuno en la escuela, es necesario sugerirles que comparen precios y calculen por ejemplo, cuántos y cuáles caramelos pueden adquirir por un mismo precio.

No se debe olvidar que los niños aprenden más con el ejemplo de los padres, motivo por el cual esta demás aconsejar que se realice un buen manejo de las finanzas personales y hacerlos partícipes de ello. Es de suma importancia entender que nunca es tarde para inculcar un buen hábito, esto implica que si los hijos ya se encuentran en plena adolescencia, también podrán fijarse metas y establecerse planes de ahorro, así como  manejar en el futuro más responsablemente sus ingresos.