Realizar un presupuesto es necesario para equilibrar los gastos

La elaboración de un presupuesto es de suma importancia, para lograr tener un equilibrio en las finanzas dentro del hogar.

Aunque suene fácil, lo cierto es que requiere su tiempo, es decir, no se puede hacer a la ligera. Todo depende de cada casa, ya que en unas se tienen más deudas que otras. Sin embargo, el modelo suele ser el mismo prácticamente el mismo.

Los expertos financieros han insistido en la necesidad de separar los ingresos del hogar en tres partes: 50%, 20% y 30%, que si bien son propensas a modificaciones, lo más recomendable es que se mantengan para lograr una armonía.

El 50%, en primer lugar, corresponde a los gastos fijos. Aquí se tienen que incluir los gastos necesarios y que no varíen de mes a mes. La hipoteca o el alquiler, la factura de la electricidad y los pagos del vehículo si lo compró a crédito.

También debe incluir la suscripción al periódico, a Internet, el cable, el teléfono móvil, transporte público, más un mínimo de lo que invierte a la alimentación.

Todos los gastos tienen que ser iguales mes a mes. Debe decidir si todos estos gastos fijos son muy necesarios, especialmente cuando no sobra el dinero.

El 20% corresponde a finanzas. Con este apartado debe cancelar los balances de tarjetas de crédito, ahorros para emergencias, una cuenta  para pagar la universidad, para ir a unas vacaciones, para la jubilación o para el pago inicial de una vivienda o un automóvil.

El 30% restante es para gastos flexibles y/o caprichos: Estos son los que varían de mes a mes y  que no son completamente  necesarios. Entre ellos está el de alimentación, porque las cuentas no suelen ser las mismas, y dependen del estilo de vida incluyen muchas salidas a restaurantes o cafés, cine, regalos para los hijos, deportes, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *