Finanzas

Las diez recomendaciones para mantener el orden financiero en el hogar

1.     Analizar los gastos:

El primer paso es hacer un presupuesto o listado de los gastos, para logra hacer un total de los gastos mensuales y poder determinar cuáles son los más fuertes y los que se puede reducir, pues siempre es posible mejorarlos u optimizarlos.

2.     Planificar los ingresos:

De la misma forma que los gastos es necesario identificar y planificar los ingresos, indiferentemente de  que se trabaje en forma dependiente o independiente, puesto que es probable que todos los meses no se gane lo mismo.

3.     Anticipar problemas o emergencias:

Es indispensable considerar que nadie está exento de  sufrir alguna emergencia, enfermedad o eventualidad que acarree gastos adicionales. De ahí la importancia de estar preparados contando con un monto de dinero ahorrado para estos fines.

4.     Tener cuidado al endeudarse:

Generalmente las deudas generan problemas, en ocasiones los intereses se suman y hacen que algo termine costando hasta el doble si no se saben manejar. Es fundamental tener responsabilidad, tratando de mantenerlas al mínimo y endeudarse solo para adquirir cosas importantes.

  1. Optimizar las compras:

Es necesario elaborar una lista de compras para los gastos elementales del hogar como alimentos, higiene personal y  servicios; asimismo hacer las compras por cantidad para obtener mejores precios.

6.     Fijar una cuota de ahorro:

Plantearse una meta de ahorro mensual, siempre es una buena idea, tanto así que los expertos recomiendan ahorrar mínimo un 10% de los ingresos, debido a que mientras mayor liquidez o ahorros se maneje, es mayor la libertad y tranquilidad que se tendrá para cubrir gastos e inversiones importantes.

7.     Buscar oportunidades nuevas:

Se deben analizar la posibilidad de alternativas que permitan ganar más dinero con rentabilidad segura a corto plazo.

8.     Enseñar a los hijos:

Es un compromiso el educar desde la infancia a los hijos en la administración del dinero. Regalares  una alcancía para que puedan ahorrar u ofrecerles pequeñas tareas que reciban una remuneración con el fin de que aprendan a valorar el trabajo son algunas de las alternativas más viables.

  1. Organización y comunicación en el hogar:

Un valor de gran importancia es el trabajar en equipo, sea viendo la manera de optimizar los gastos, o comunicando las metas de ahorro para que todos puedan contribuir a alcanzar las metas de ingresos, gastos y ahorro.

  1. Previsión de futuro:

Es necesario pensar sucedería si se pierde el trabajo actual o lo que viene tras la jubilación de igual menara, ir planteándose la posibilidad de un nuevo negocio o capacitarse para disponer de habilidades y conocimientos que puedan generar mayor interés en personas y empresas para otorgarles un trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *