La mejor manera de ahorrar, gastar e invertir en familia

De acuerdo con algunos estudios,  entre las principales causas de las discusiones acaloradas en los hogares se encuentra el mal manejo del dinero, lo que puede además desembocar en divorcios maritales, quiebras económicas e incluso la pérdida de familiares. De ahí la importancia de que todos se unan en un hogar, ya que la sinergia en equipo contribuye a mejores resultados financieros.

¿Deben conocer todos los miembros de la familia el ingreso del hogar?

Existen dos maneras de manejar las finanzas en pareja, la primera,  contar con una bolsa en común para organizar un único presupuesto, donde ambos conocen las cifras de las dos. Y la segunda, cuando se distribuyen los gastos de la casa y cada uno mantiene su presupuesto propio, para hacerse responsable de ciertos gastos.

¿Cómo ahorrar?

En las finanzas personales se evidencian dos clases de finanzas: la de vivir trabajando para pagar intereses; o la de estar toda la vida trabajando cuando el dinero debería producir para cubrir los gastos. Esto implica que los ahorros se emplean para pagar deudas o para invertir, más no para gastar, razonamiento lógico que se debe tener siempre presente.

  • En la alimentación: comer saludable, no solo le trae beneficios físicos sino también financieros; las comidas fuera de casa pueden alcanzar a costar tres o cinco veces más que cocinar en familia.
  • En el mercado: comprar frutas y vegetales pues por tendencia son menos costosos y están exentos de impuestos en comparación con productos enlatados y procesados.
  • En el transporte: es necesario evite salir apresuradamente para no tener que gastar en más transporte público. En caso de tener vehículo es necesario revisar neumáticos y aprovechar los descuentos en las estaciones de servicio de gasolina.

Tips en gastos

Es imperioso aprender a diferenciar entre los tipos de gastos:

  1. Los gastos necesarios: son aquellos indispensables para vivir, tanto así que se tienen que suplir de primero una vez que se reciben los ingresos.
  2. Los gastos de provisiones: se refiere a los que se dan semestrales o anuales, por ejemplo, los impuestos, seguros o vacaciones, los cuales si se consideran con antelación pueden tenerse las reservas suficientes para cubrirlos sin recurrir a una deuda.
  3. Los gastos de lujo: son los destinados a mejorar la calidad de vida, es el dinero destinado para entretenimiento, diversión y satisfacción.

Consejos de  inversión

La mayoría de las personas toman decisiones por emoción, el simple hecho de saber que el dinero puede producir ganancias es algo que llama la atención a todos. No obstante, antes de sucumbir a los impulsos, es necesario  considerar:

  1. Invertir cuando exista un acuerdo en pareja.
  2. Hacerlo en aquello que se entienda cómo funciona, ya que suelen tomarse estas decisiones por recomendación de terceros, lo cual no es suficiente pues la peor equivocación que puede cometerse, es invertir dinero en algo totalmente desconocido.
  3. Conocer los riesgos asociados a la inversión, debido a que indiferentemente de cual sea cualquiera tienen sus riesgos. El problema en realidad no es ese, sino la ignorancia frente a ese riesgo.