Finanzas

El plan financiero que todo emprendedor debe manejar

Para lograr un buen plan financiero que sea efectivo y acorde a la idea de negocio, es necesario considerar los conceptos elementales que se van a presentar a continuación:

Determinar la viabilidad de la empresa

Se trata de ejecutar un análisis económico mediante cálculos que permitan medir la rentabilidad del negocio. Lograrlo depende de tomar en cuenta tres aspectos:

  • Los fondos necesarios, es decir, los aportes que existen en capital, considerando si son propios o de terceros y de cuánto se está hablando.
  • Calcular los beneficios previstos, esto implica determinar cuáles podrían ser los resultados en términos de ganancia.
  • Conocer cómo se encuentra la empresa, es aquí donde se debe ejecutar un balance, para mirar el estado financiero.

Luego de esto, se requiere identificar si el proyecto es viable de la siguiente forma:

  • El presupuesto de inversiones o los recursos para poner en marcha la empresa, deben estar cubiertos por los fondos económicos que financian dichas inversiones.
  • Se alcancen los beneficios suficientes, tras realizar el ejercicio Ingresos – Gastos.
  • La liquidez, el negocio o pequeña empresa debe contar con la capacidad para enfrentar sus compromisos de pago inmediato.

Financiación necesaria

Se amerita determinar cuánto dinero es necesario para las actividades que se tienen en mente desarrollar, haciendo una lista para luego determinar cómo se podrá cubrir cada necesidad de recurso y si se requiere de préstamos o inversión de terceros.

Los cobros, pagos, gastos e ingresos

Los  son las entradas que se produzcan en la tesorería de la empresa, o lo que es lo mismo, los ingresos por concepto de clientes o proveedores; mientras que los pagos son representados por las salidas de dinero, esto quiere decir, los recursos utilizados para cancelar compras, proveedores y cancelaciones crédito;

A su vez, los  gastos son los derivados de la adquisición de bienes y servicios para la producción, como compra de maquinaria, tecnología, materias prima y energía; y los ingresos son el resultado derivado de la venta de productos y/o prestación de servicios.

Establecer costos de lo que se vende

Para esto es fundamental conocer tres conceptos:

  • Los costos variables: son asociados de forma directa a las ventas; así como a los elementos que se adicionen en el proceso de producción.
  • Los costos fijos:se trata de aquellos que se saben que deben ser pagados en tiempos determinados como arriendo o salarios.
  • El punto de equilibrio: se da cuando se igualan los ingresos totales y los costos totales.

Plan de inversión inicial y flujo de caja

El primero se refiere a los gastos que no se consumen en un solo proceso productivo como maquinaria, equipos industriales e instalaciones; por otro lado el flujo de caja se basa en la capacidad que tiene la empresa o negocio para generar fondos en un lapso determinado.

Período de recuperación de la inversión y rentabilidad económica

Se deben hacer cuentas para descubrir en cuánto tiempo se recuperará la inversión que se hizo al inicio del negocio, este tiempo depende de la suma de los flujos de  caja que se hayan generado durante ese tiempo. Todo esto para lograr la rentabilidad económica o los resultados (utilidades y ganancias) antes de los impuestos y del activo total.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *