Bienes Raíces Mexicanos – Beneficios del Fideicomiso

Obviamente, sería más fácil y menos costoso si pudiera tener un título directo de su propiedad mexicana. Sin embargo, la Constitución Mexicana establece que los extranjeros no pueden ser dueños de propiedades dentro de la zona restringida; el fideicomiso es la forma más segura de comprar este tipo de propiedad.

El propósito principal de un fideicomiso es satisfacer la Constitución Mexicana otorgando el título legal de la propiedad a nombre del fideicomisario. La responsabilidad del fideicomisario es mantener y transferir el título de propiedad bajo la dirección del beneficiario (comprador).

Los Beneficios de un Fideicomiso

Permite a los extranjeros adquirir bienes inmuebles dentro de la zona restringida. La zona restringida de México incluye propiedades a menos de 100 km de la frontera y 50 km del océano. El fideicomisario (banco) mantiene la propiedad para el beneficiario (el comprador). Además de crear una corporación, el fideicomiso es la única forma legítima de adquirir bienes raíces en la zona restringida, permitiendo a los extranjeros comprar en áreas de primera calidad.
Comprar a través de un fideicomiso es una forma segura de comprar una propiedad, su propiedad no es un activo del banco, incluso si el banco entra en bancarrota su propiedad no será considerada un activo del banco.

El comprador tiene todos los derechos legales de un dueño de propiedad; puede vender, renovar o alquilar como desee.
El Registro Público contiene los nombres de los propietarios. Sin embargo, si la propiedad se mantiene en un fideicomiso, sólo se publica un número de fideicomiso, proporcionando discreción para aquellos que prefieren mantener sus activos inmobiliarios privados.

En algunos casos, usted se ahorrará los gastos de instalación al hacerse cargo del fideicomiso existente de una propiedad que está comprando.
Dentro del fideicomiso, usted nombrará un beneficiario sustituto que recibirá la propiedad cuando usted fallezca. El heredero se hará cargo del fideicomiso/propiedad, evitando así el gasto de tiempo y el gasto de los procedimientos de sucesión en México.

El Fideicomiso es más rápido de establecer y más fácil de mantener que una corporación. Pagarás una cuota de instalación (a menos que te hagas cargo de un fideicomiso existente) y una cuota anual. Si fueras a comprar a través de una corporación, tendrás obligaciones contables extras y requerirás al menos dos accionistas, necesitarás presentar reportes financieros mensuales y anuales, y llevar a cabo reuniones anuales de accionistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar